fbpx

¿Qué factores están detrás del impacto diferencial del Covid en el Perú?

Resumen

A pesar de una respuesta temprana, Perú es en este momento uno de los países más golpeados por el COVID-19 en América Latina, con el segundo mayor número de casos por millón de habitantes (después de Chile) y en la cabeza (junto a Ecuador y Brasil) en la mortalidad por millón de habitantes.

Cabe agregar que de acuerdo con estimados de BBVA Research, la tasa de contagio (medida a través del número de reproducción, Rt) ha venido declinando en los últimos días y se acerca a 1 (lo deseable es que este indicador se ubique por debajo de 1 para considerar que la pandemia se encuentra bajo control). Sin embargo, habrá que esperar a ver si esta tendencia a la baja se consolida dada la reapertura de la economía a partir de la segunda mitad de mayo y el relajamiento de las restricciones de confinamiento.

El bajo distanciamiento social y algunas características sociodemográficas han impulsado este mayor número de casos y muertes en Perú, resultando en un nivel de Rt persistentemente por encima de 1. 

Puntos clave

“Monitorear la evolución de la pandemia es imperativo dado el impacto de las medidas de confinamiento sobre la actividad económica.

“El bajo distanciamiento social y algunas características sociodemográficas han impulsado el mayor número de casos y muertes en Perú, resultando en una tasa de contagio persistente.

“Se han tomado algunas medidas que deberían ayudar a corregir la situación, pero con un resultado incierto, dada la alta informalidad y la falta de condiciones para aislar a los infectados.

Los factores que habrían impulsado los casos de COVID-19 en Perú

El bajo distanciamiento social y algunas características sociodemográficas han impulsado un mayor número de casos y muertes en Perú, respecto a otros países de América Latina. Estos dos factores se han manifestado a través de cinco dimensiones:

1. La mayor frecuencia de uso de mercados tradicionales para el abastecimiento de alimentos en los hogares
2. Aglomeraciones en esos mercados tradicionales, uno de los focos de infección, potenciado por el toque de
queda.
3. Baja bancarización y aglomeraciones en las oficinas bancarias para el cobro de las transferencias del estado,
también potenciadas por el toque de queda.
4. Una mayor informalidad laboral y el incentivo a quebrar el confinamiento
5. Un mayor hacinamiento en los hogares

Todo ello en el contexto de un sistema sanitario cuyo pilar público era bastante débil antes de la pandemia y que actualmente se encuentra presionado tanto en el ámbito público como en el privado.

Fuente: BBVA Research

Tasa de informalidad laboral

Hogares donde conviven tres o más generaciones

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email